RELACIÓN DE LOS CACHORROS CON LA FAMILIA Y LAS NORMAS

Todos los perros necesitan una serie de normas y rutinas que deberían ser aplicadas, por todos los miembros de la familia y todos los días, en el hogar. La importancia de estas normas es que les otorgan un entorno predecible y controlado que derivará en menor ansiedad, estrés y frustración en ellos.  Sino, lo que podría ocurrir es justo el efecto contrario.

 trucos-de-adiestramiento-canino

Es aquí donde entra el aprendizaje asociativo.  Es decir, que asocien una orden a una acción y consecuente refuerzo positivo (premio,caricia, felicitación).  Por ejemplo, perros que se suben a la mesa y reciben comida por parte de los propietarios van a ver reforzado este comportamiento, ya que van a relacionar el subirse a esa mesa con obtener su premio. Si no lo obtienen, derivará en frustración y un exceso de frustración puede desembocar en exceso de actividad e incluso agresividad. En el caso de la obediencia,  lo importante en sí no es dar o no comida (a sabiendas de que no es aconsejable), sino la norma. Deben aprender a que sólo puede subirse cualquier sitio cuando el propietario le da una orden (como “siéntate”) y que sólo van a obtener el premio como respuesta a esa orden y no cuando sea él el que lo pida.

images (3)      descarga (1)

Educando mediante refuerzo positivo  conseguiremos que los cachorros, y adultos también, asimilen y retengan más fácilmente lo aprendido. Además, este tipo de educación les ayuda a tener mejor equilibrio emocional y a que la relación con los dueños sea más fuerte y estable. Cuando se recurre a educarlos mediante castigo, ya sea física o verbalmente, hay más posibilidades de que se desarrollen problemas de agresividad, y esto es algo que debemos prevenir por el bien de nuestros animales y de quienes les rodean.

positive-dog-training-tips