LAS PULGAS Y SUS CONSECUENCIAS

Las Pulgas son los parásitos externos más frecuentes en perros y gatos. Estos parásitos son muy pequeños pero tienen gran facilidad de adaptación tanto a ambientes interiores como exteriores y, aunque son más comunes en épocas cálidas, aquí en País Vasco las encontramos a lo largo de TODO el año.

Imagen relacionada

Se localizan por todo el cuerpo, aunque principalmente en la región dorso-lumbar y perianal de los perros y en el cuello y cabeza de los gatos.

A veces el ambiente puede verse contaminado y haber plagas en los hogares. Y es que, aunque las pulgas adultas viven en los animales, los huevos que ponen (cada una 25 huevos de media al día) caen al suelo y las larvas que salen de ellos pueden estar meses en el ambiente.

Las personas podemos vernos afectadas por la picadura de la pulga también.

 

Resultado de imagen de a picadura de pulga        Resultado de imagen de a picadura de pulga

 

IMPORTANCIA CLÍNICA

Las pulgas se alimentan de la sangre de los animales a través de su picadura pero a veces son de mayor importancia clínica por las afecciones que pueden provocar.

Es común ver animales con reacciones de hipersensibilidad a la saliva de las pulgas, o alergia, que se muestra con: picor intenso, alopecia, sobre todo en la zona lumbar y de la cola, inflamación, engrosamiento y oscurecimiento de la piel o caspa.  A veces, también podemos encontramos con infecciones bacterianas secundarias como complicación de esta alergia, que ha de ser tratada con antibióticos y champús terapéuticos.

 

señales de un gato tiene pulgas  Resultado de imagen de herida por picadura de pulga perro gato  Imagen relacionada

 

Otro de los motivos clínicos por los que es importante tener desparasitados a nuestros perros y gatos es que las pulgas pueden transmitir un parásito intestinal, el Dipylidium, que está relacionado con diarreas, adelgazamiento…y puede afectar a niños y adultos.

Resultado de imagen de nexgard                          Resultado de imagen de vectra 3d

 

Para controlar estos parásitos y prevenir la transmisión del Dipylidium, y posibles reacciones alérgicas, es aconsejable tener protegidos a todos los animales de la misma familia. Pero en caso de ver a nuestros animales con síntomas de alergia o parasitosis interna, siempre debemos acudir a nuestro centro veterinario para no empeorar las lesiones y que la infestación no vaya a más.