EL GATO Y EL JUEGO

Como cazadores natos que son, su juego consiste en simular escenas de caza y búsqueda de alimento, durante poco rato pero de forma intensa.  Necesitan atrapar la caza para no frustrarse.

Tenemos que tener cuidado a la hora de jugar con ellos para evitar la agresividad relacionada con el juego, nunca dejándoles que jueguen con nuestros pies o manos, sobre todo si en casa conviven niños o ancianos…

IMG_0352

No hay gatos vagos, pero sí gato aburridos, por eso siempre es necesario estimularles a jugar y es bueno que tengan distintos tipos de juguetes alternándolos cada pocos días para que lo vean como algo nuevo para cazar.  Los juguetes interactivos en los que se pueden meter premios y que tienen que conseguir sacar, son una buena opción, ya que estimulamos a que jueguen, a que “cazen” y a que obtengan su premio, su presa.

Lo ideal en los gatos que conviven en piso o casa y no tienen posibilidad de salir al exterior es realizar un enriquecimiento ambiental (más información), a través de los distintos juguetes, rascadores o árboles rascadores, acceso a distintas alturas y a ventanas (siempre cerradas o con redes)…