HIPERTENSIÓN: EL ASESINO SILENCIOSO EN GATOS

La Hipertensión es el aumento persistente, por encima de 160/95 mm Hg,  de la presión de la sangre dentro de las arterias.

En gatos conocida como “el asesino silencioso” ya que supone un riesgo para la vida de nuestros felinos y, muchas veces, no suelen mostrar síntomas hasta que es demasiado tarde. Por ello conviene siempre realizar revisiones y tomas de tensión periódicas, sobre todo en gatos geriátricos, a partir de los 7-8 años de edad. No obstante, en perros también es importante controlarla.

 

Resultado de imagen de HIPERTENSIÓN GATOS CEREBRO

 

La Hipertensión suele darse secundaria a distintas enfermedades, principalmente por insuficiencia renal, pero también por hipertiroidismo, enfermedad cardíaca, acromegalia  Cuando no se conoce la causa que la provoca, en el 20 % de los casos, hablaremos de Hipertensión primaria.

Los síntomas que se aprecian, en su mayoría tardíamente, se relacionan con los órganos diana que se ven afectados.  Los órganos diana tienen capacidad de autorregular su propia presión arterial, pero ante presiones arteriales alrededor de 200 mm Hg, pueden  provocarse daños en ellos:

  • Corazón

Aunque muchas veces son las enfermedades cardíacas las que provocan Hipertensión,  la Hipertensión también puede afectar directamente al corazón.  En estos casos el corazón comienza a trabajar a una presión superior a la normal, realizando un sobreesfuerzo e hipertrofiándose, aumentando su tamaño. Recordemos que le corazón es músculo y cuanto más se ejercita el músculo más crece. Se podrán apreciar soplos cardíacos, por el daño en sus válvulas, arritmias… En los gatos, sobretodo, tromboembolias.

 

Resultado de imagen de CORAZÓN HIPERTROFIADO

Representación de un corte del corazón donde se puede observar un corazón normal y uno con las paredes engrosadas, hipertróficas. Al aumentar el músculo se reduce el espacio de los ventrículos,  donde el corazón recibe la sangre.

 

  • Riñones

Los riñones también son sensibles a la Hipertensión a nivel de los glomérulos, que son los vasitos sanguíneos donde se filtra la sangre del riñón, su centro de función.  La Hipertensión glomerular no se da enseguida ya que el riñón tiene mecanismos de compensación pero si no se trata a tiempo puede ser peligroso, llegando a fallo renal.

 

 

  • Ojo

El 50% de gatos, llegan a consulta por hemorragias oculares en la retina, o incluso,  desprendimiento con ceguera en los casos más extremos.  Estamos hablando de casos con Hipertensión arterial severa (+200 mm Hg) no diagnosticada.

 

Ver las imágenes de origen  Ver las imágenes de origen

 

  • Cerebro

El 45 % llega con daños  neurológicos.  Sobre todo trombosis, pérdida de la estructura de los vasos, hemorragias, edema o infartos. Estos daños en el cerebro provocan síntomas neurológicos como comportamientos raros, desorientación, desequilibrio…  a veces coma.

 

        Resultado de imagen de dogs arterial pressure oscillometric method

 

La Hipertensión es tratable, aunque a veces puede ser difícil controlarla según los daños o la gravedad.  Lo importante es llegar a un buen diagnóstico de la causa y  llevar un control adecuado tanto de la Hipertensión, como de la enfermedad causante y daños asociados.  En la mayoría de los casos que tratamos en nuestra consulta, gracias a la colaboración, constancia y paciencia de las familias, conseguimos dar estabilidad y calidad de vida a los pacientes; algo imprescindible en este tipo de casos.