LA SOCIALIZACIÓN DEL CACHORRO

 

La actitud y carácter de los cachorros vienen marcados por diferentes factores. Unos pertenecen al propio animal (genética, hormonas, enfermedades…) y otros a su entorno: aprendizaje, entorno, manejo y educación… Por esto, deberemos de intentar realizar una correcta socialización, la cual ayudará a que nuestros animales tengan menos problemas de comportamiento y miedos y relaciones más equilibradas con otros perros y personas.

La socialización es el periodo en el que los animales aprenden a relacionarse con el resto de individuos y estímulos que le rodean (ruidos en las ciudades, coches, niños, tipos de suelos…) adaptándose y aceptándolos como parte de su entorno.

El periodo sensible de socialización se da entre la 3ª y 12ª semana ya que es cuando más flexible y adaptable es su cerebro ante estas situaciones y factores.  Por ello, la edad  en que se adquiere el cachorro es importante ya que influye también mucho en el desarrollo de su carácter.

3190_SaraMartnLpezDeMadrid

La edad ideal sería más o menos con 8semanas de vida que es cuando se pueden destetar y ya han pasado un periodo de tiempo adecuado junto a la madre y hermanas. Cuando se adquieren más jóvenes a esta edad, y el destete no es adecuado, suelen presentar problemas de comportamiento de origen emocional o problemas en la inhibición de la mordida. Aquí, debemos de tener en cuenta que el período que pasan con la madre y hermanos también es un período de aprendizaje y desarrollo de la conducta para ellos. No obstante, en cachorros adquiridos con más de 12 semanas de edad el problema suele darse en la socialización con el entorno y resto de animales.

Para tener una socialización adecuada lo ideal es empezar lo antes posible. Las experiencias deben de ser agradables, progresivas y sin agobiarlos, pero que tengan y estén contacto con el mayor número de estímulos posibles. Además, es importante mantener esta socialización durante el primer año de vida y los restantes.