PARÁSITOS INTERNOS 2: NEMATODOS

Los Nematodos son unos  gusanos redondos y delgados  que encontramos en distintos zonas del organismo de nuestros perros y gatos. A continuación os damos a conocer los más habituales y contra los que conviene desparasitar trimestralmente:

  • ANCYLOSTOMA

Son los llamados “Gusano Gancho” porque se enganchan al intestino y van ingiriendo la sangre del animal. Son muy pequeños, llegando a medir entre 5 y 15 mm.

Resultado de imagen de ANCYLOSTOMA Ancylostoma en el que se aprecian los ganchos con los que se fijan al intestino

Las mascotas se infectanal ingerir las larvas que hay en el ambiente  aunque estas también pueden penetrar a través de la piel. Eliminan los huevos a través de las heces.

 

Síntomas: diarrea sanguinolenta, debilidad, anemia…

La transmisión a humanos es rara pero suele ser a través de la piel en zonas muy contaminadas y con escasa higiene.

Imagen relacionada Caso de zoonosis en humano (larva de Ancylostoma)

 

  • TOXOCARA

Los  perros y gatos se contagian al ingerirlos o al ingerir roedores que los han ingerido previamente  y eliminan los huevos del parásito a través de las heces. Los adultos miden entre 4-15 cm según sea macho o hembra.

Aunque se localizan también en el intestino de nuestros perros y gatos, no se alimentan de la sangre sino  de nutrientes que nuestras mascotas necesitan como: glucosa, aminoácidos y vitaminas…

Toxocara canis adultos en heces de perro Toxocara en heces 

Síntomas: diarreas, vómitos, apatía, signos respiratorios, adelgazamiento

Es transmisible a humanos, sobre todo a niños al infectarse  en parques y jardines

 

  •  TRICHURIS

Son los “Gusanos Látigo” y se localizan fijados en la pared del intestino grueso. Se alimentan tanto de sangre como del tejido del intestino.

Resultado de imagen de trichuris

Los perros y gatos se contagian al ingerir los huevos del parásito que hay en el ambiente y van eliminando, también, los huevos que  producen los gusanos adultos que encontramos en el colon.

Síntomas: diarreas hemorrágicas, heces con moco, mal estado general del animal, anemia…

No se transmite a personas por lo que no hay riesgo para nosotros pero sí que son muy resistentes en el ambiente y nuestras mascotas es más fácil que se contagien.

 

  • FILARIA

El «gusano del corazón» es un parásito que encontramos en zonas con temperaturas más altas y se transmite entre perros a través  de la picadura de un mosquito que ingiere las larvas microfilarias.

El riesgo de transmisión de la enfermedad se reduce con desparasitaciones contra mosquitos, al igual que en la leishmania, y la desparasitación interna que previene también contra este gusano y sus larvas.

Imagen relacionada Zonas de riesgo en España

Los adultos se localizan en el corazón y pulmones, y las microfilarias en la sangre.

Resultado de imagen de filaria perro

Síntomas: daños respiratorios y del sistema vascular graves que pueden conducir a la muerte.

La transmisión es muy rara hacia humanos pero no es una enfermedad grave como en perros.

 

  • THELAZIA

El  “Gusano del Ojo” no es tan habitual como los anteriores y, aunque antes se consideraba un parásito asiático,  hace relativamente poco ha llegado a Europa.

Resultado de imagen de thelazia perros           Resultado de imagen de thelazia perros Ojo gato y perro

Lo transmite la mosca de la fruta al alimentarse de las secreciones oculares de los perros y gatos.

Síntomas: conjuntivitis legañosas, inflamación de párpados y picor o molestias en  los ojos, en casos extremos úlceras.

Se puede transmitir hacia las personas también.