VACUNACIÓN EN PERROS

 

La vacunación, a excepción de la de la Rabia en la mayoría de Comunidades Autónomas, no son obligatorias pero sí muy importantes para proteger a  nuestros animales.

Cuando hablamos de vacunación, nos referimos a la inoculación de una sustancia, con el agente infeccioso inactivado causante de una enfermedad. Las vacunas estimulan el sistema inmune  provocando la formación de anticuerpos que ayudarán a prevenir las distintas enfermedades, algunas de ellas mortales y a luchar contra ellas.

Entre las enfermedades que queremos prevenir encontramos:

 

  • PARVOVIROSIS

Es una enfermedad vírica que afecta, sobre todo, a cachorros.  Es  una enfermedad grave que en muchos casos es mortal.

Se contagia, sólo entre perros, por contacto con la boca, a través de heces u orinas infectadas, comida, leche materna…

Síntomas: Afecta sobre todo a los intestinos, provocando diarreas muy fuertes y sanguinolentas, vómitos, deshidratación, debilidad… pero también puede afectar al corazón, llevando a la muerte súbita o disminuyendo el número de glóbulos blancos.

 

Imagen relacionada 

 

  •  MOQUILLO

El moquillo es una enfermedad muy contagiosa y a menudo mortal, producido por un virus similar al sarampión humano. Afecta más a cachorros pero también se ven casos en adultos. En la actualidad se ven pocos casos gracias a la vacunación masiva, pero no por ello debemos descuidarnos.

Se transmite a través de las secreciones de la nariz, lágrimas y de fluidos de perros infectados, esparciéndose en el aire.  Se contagia entre perros pero no a personas.

La infección empieza a afectar a los ojos y aparato respiratorio, pero si se disemina puede afectar a otros órganos pudiendo darse síntomas de piel, neurológicos (parálisis, convulsiones)… la mayoría de los perros que se contagian mueren.

Síntomas: Fiebre, tos, mocos, conjuntivitis, pérdida de apetito, deshidratación, diarreas, vómitos, endurecimiento de las almohadillas, desequilibrio, convulsiones…. No se suelen dar todos al mismo tiempo, a veces solo vemos uno o dos tipos de síntomas.

 

Imagen relacionada

 

 

  • LEPTOSPIROSIS

Esta enfermedad es producida por unas bacterias y la podemos encontrar en todos los mamíferos, salvajes y domésticos e incluidas nosotras, las personas.

La bacteria se transmite a través de la orina y puede encontrarse en aguas contaminadas.  En casos más específicos puede, también, transmitirse por mordeduras, ingesta de carne contaminada…  La primera infección se da en mucosas o pieles con heridas, para pasar luego a la sangre y a través de ella invadir el tejido renal y hepático.

 

Resultado de imagen de LEPTOSPIROSIS CANINA ORINA

 

Síntomas: puede verse  orina oscura, fiebre, afecciones oculares, vómitos, dificultad respiratoria, fallo renal, necrosis en hígado… a veces muerte. Aunque, si  el animal es tratado a tiempo, la enfermedad puede resolverse completamente. Aún así, más vale prevenir que curar.

 

  • HEPATITIS VÍRICA CANINA

Esta enfermedad está causada por un virus que afecta únicamente a perros, y no tiene relación con la hepatitis en personas.

Aunque cada vez es menos frecuente ver casos de hepatitis, es una enfermedad grave y muy contagiosa y se da más en cachorros que no han sido vacunados.  En perros contagiados la infección llega primero al tejido linfático, que es el principal componente del sistema inmune, y pasa luego a otros órganos, principalmente el hígado.

Síntomas: Dolor agudo en abdomen, fiebre, letargia, inflamación de los ganglios linfáticos… evolucionando a vómitos, diarrea y en un elevado número de casos, muerte. A veces puede dar síntomas neurológicos confundiéndola con el moquillo.

 

 

  • TOS DE LAS PERRERAS

También conocida como traqueobronquitis infecciosa canina, es un tipo de bronquitis leve que puede afectar a perros de todas las edades y razas, pero no se transmite a personas.

Esta enfermedad  suele ser producida por varios agentes, relacionada con  bacterias, pero también con  virus. Se llama comúnmente “Tos de las Perreras” ya que es muy contagiosa entre perros, y se suele dar en zonas donde hay muchos como perreras.

Síntomas: principalmente,  los pacientes llegan a consulta con toses fuertes y duraderas a lo largo de días. Estas toses pueden ir acompañadas de expectoración  y a veces arcadas.  Algunos tienen también estornudos con o sin mocos y, a veces, puede  haber fiebre.

 

Resultado de imagen de TOS DE LAS PERRERAS

 

Si queremos disfrutar de nuestros perros, sin preocupaciones,  debemos prevenirles de estas enfermedades a través de la vacunación. No debemos olvidar que la vacunación se pauta, desde cachorros y anualmente, para siempre.